LAS TEMPERATURAS MÁXIMAS Y LAS MÍNIMAS SE RIGEN POR LEY

24 de November del 2014

Como medida para mejorar la eficiencia energética, el Gobierno tuvo que aprobar por
Decreto ley la temperatura mínima y máxima de la climatización ambiente de edificios administrativos, comerciales, culturales, centros de ocio, y en estaciones de transporte.
El rango de las temperaturas comprende desde los 21ºC como máximo en los recintos calefactados y de 26º C como mínimo en los recintos refrigerados.
 
La humedad relativa estará comprendida entre el 30% y el 70% en todos los casos.
 
Los edificios y locales afectados son los siguientes:
 
  • Administrativos de todo uso, ya sean dependencias del sector público o privado.
  • Comerciales: locales de tiendas de todo tipo, supermercados, grandes almacenes, centros comerciales y similares.
  • Pública concurrencia delimitados por:
    • Culturales: teatros, cines, auditorios, centros de congresos, salas de exposiciones y similares
    • Establecimientos de espectáculos públicos y actividades recreativas
    • Restauración: bares, restaurantes y cafeterías
    • Transporte de personas: estaciones y aeropuertos
 
Es triste que se tenga que imponer por ley una norma que debería primar por sentido común. es decir, no es lógico colocar el aire acondicionado a 17 ºC en verano y la calefacción a 30 ºC en invierno.
 
Como norma adicional y esta es más molesta que las anteriores, en todos los locales descritos se dispondrá de cierres de puertas adecuados que impidan que se queden abiertas para evitar fugas energéticas y diferencias de temperaturas.
 
En la práctica, por mucha ley que se legisle y se apruebe, si no se aplica el sentido común y una conciencia energética y medio ambiental, seguiremos realizando las mismas tareas.
 
Hay que tener en cuenta algo muy importante. Ningún aire acondionado llega a alcanzar los 17ºC de temperatura. Ninguna calefacción alcanza los 30ºC. Lo único que se consigue es aumentar el consumo y derrochaar energía en un país con tan semejante déficit energético.